Lubricante ¿Qué afecta su vida útil?

La degradación de los lubricantes sintéticos y minerales afecta a la operatividad de todo tipo de maquinaria industrial. Si no se toman las medidas adecuadas para evitar que este deterioro dañe componentes críticos o la máquina en su conjunto, esto puede implicar elevados costes por paradas no planificadas e incluso catastróficas.

Cuando se logra reducir el riesgo operacional, por medio de acciones proactivas que garanticen la disponibilidad y mantenibilidad de las máquinas, se incide de forma directa en la productividad del negocio. En este sentido, al realizar una valoración de los diferentes riesgos operacionales en cada uno de los procesos y subprocesos de la operación, cabe destacar la influencia de la vida útil de máquinas rotativas en la mayoría de los procesos productivos. A raíz de esto y conociendo la influencia de la lubricación en el correcto funcionamiento de este tipo de maquinaria crítica,   lleva a preguntarse cuáles son los factores que inciden en una buena lubricación y en la vida útil de los lubricantes.

El proceso habitual de degradación de un lubricante se origina a partir de fenómenos asociados con el entorno y el trabajo que realiza el fluido. Algunas de las causas más representativas son:  La oxidación – fenómeno más habitual debido a la presencia de oxígeno en el aire -, la nitración o la sulfatación dependiendo del elemento químico que lo genera La degradación no se produce de  forma  repentina, sino de manera gradual debido a la progresiva aparición de ácidos carboxílicos producto de la degradación. Dicho de otra forma, aumenta la acidez del lubricante.

En función del equipo, ciertos factores afectan a la degradación y prevalecen sobre otros. Hay que considerar que no todos los fenómenos de degradación ocurren en todas las máquinas. Por ejemplo, en una turbina de gas la degradación se produce, sobre todo, por la temperatura.

El tipo de base lubricante también tiene influencia sobre el fenómeno de degradación. Las bases consideradas minerales presentan una degradación progresiva en el tiempo, mientras que las bases consideradas sintéticas se observa un comportamiento muy estable.

¿Cuáles son las causas de la reducción de la vida útil de los lubricantes?

La temperatura

La temperatura del aceite es un factor que, en gran manera, puede deteriorar su condición. En el caso de lubricantes que trabajan a una temperatura elevada durante largos periodos de tiempo, la reacción de degradación se acelera, por lo que,mantener el aceite a la menor temperatura posible, hace que se prolongue la vida útil de los lubricantes y ayuda a disminuir así,  la velocidad del proceso de degradación.

El oxígeno

El oxígeno es el principal agente causante de la reacción de oxidación de la base lubricante. La reacción de las moléculas del aceite ante el oxígeno se evidencian ante el incremento de la viscosidad, generación de barnices, lodos y sedimentos en el aceite. Otros efectos de la presencia del oxígeno son el agotamiento de los aditivos y en casos extremos puede producirse corrosión y

La contaminación

Ciertas partículas procedentes de la contaminación por agua, polvo u otros agentes externos son catalizadoras de la degradación del aceite, acelerando así las reacciones químicas. En este apartado se incluye también la oxidación por la contaminación con el aire. Otros contaminantes  pueden ser: el propio aceite degradado, las partículas metálicas (por ejemplo de cobre o de hierro), los ácidos o el agua proveniente del sistema.

Tomado de: Chevron Latinoamérica

Artículo relacionado: La contaminación y tipos de contaminación en motores y equipos

Facebook
Twitter
LinkedIn

Estas a punto de dejar el sitio web de www.oilred.com e ingresar a Chevron Latinomarica